Ir al contenido principal

Entradas

Compruebo, con estupor... ¡Que es Navidad!

Compruebo, con estupor, que el año pasado no escribí felicitación navideña marciana (sí, de marte, del planeta rojo -que hay que explicarlo todo...-, de eso que metafóricamente, es “algo raro”, “de otro planeta”, como un ser verde con pinta rara, aunque sea de un planeta rojo) Vaya, verde y rojo, como el Grinch y Papá Noel, como el primer color de la "CocaCola" y el de la sangre -dos fluidos sin los cuales no se entiende la vida…- Empecemos de nuevo, no hay estupor que valga, el 2020 no existió, fue el año de Pandemia en que nos robaron la primavera. Nos robaron el mes de abril, y año sin primavera no puede germinar, no puede vivir, por eso, aunque lo pasamos, no lo vivimos. Pobre 2020, exististe, aunque no fuiste, por eso, te tomamos manía. Como si tú tuvieras la culpa de algo. No exististe, pero nos traspasaste, y no nos quisimos despedir de ti como un año normal. 2020 penas, eso fuiste... Empecemos de nuevo. Lo he visto con absoluta tranquilidad. Me ha extrañado,
Entradas recientes

LO CONFIESO: EL REGGAETON ME MATA

  Pero no me mata porque sí.  Si no, más bien, porque no. A veces, cuando -después de gran esfuerzo-, consigo entender la letra de un reggaeton , me duele la cadena de huesos auditivos por los golpes de entonación vocálica, y las consonantes líquidas fuera de lugar. Que conste que tengo un gusto musical tan amplio que abarca desde Amancio Prada hasta Iron Maiden, pasando por el folk llanero, la copla, el tango, David Bowie o El Camarón de la Isla (por poner unos pocos ejemplos). Conozco géneros musicales casi desconocidos, que han desparecido, que aún no han surgido, que causaron guerras, muertes o disturbios... Desde lo terapeútico hasta lo revolucionario... En definitiva: amo la Música. En general, no entiendo la vida sin música. No quiero la vida sin música. Creo que el mundo es un lugar más triste y menos bonito sin música. Claro que, eso, no impide que crea que hay músicas que ensucian al mundo... Cuando un reggaeton dice : "Tu ere’ bien puta Es lo que ella busca se difraza

EL MOTÍN DE VÍA 19

Querido amigo Jose, allá donde estés. Esta noche no nos vemos en el tren, camino de Barcelona, para llegar a Sants a las 7:30, salir corriendo con el petate, a por el Cercanías; para bajarnos en el Clot, y tomar un presuroso y lento café con leche -doble de azúcar-, con una media luna “Codan”; para llegar tarde al chozo de Sagrera -andando a oscuras por el túnel del Clot-, mientras Antón, “nos perdonaba la vida”, aunque esa tardanza contara con su permiso… Acabo de calcular que hará unos 27 años que no compartíamos ese viaje. El que llegaba a esas horas creo que era el expreso de Badajoz –“El Botejara”-; creo que el malagueño salía antes, pero necesitábamos apurar la tarde de domingo; creo que el sevillano salía más tarde, en plena madrugada, para llegar a Barna demasiado tarde, por eso sólo valía cuando entrabas de refuerzo. Hacía tiempo que estos recuerdo dormían en mi inconsciente, pero tu partida los ha despertado. Y ahora estoy, que no me puedo dormir. Escuchando en mi cab